E-mail: [email protected]    |    Fono: (+56 2) 2235 0942    |    Licenciado Las Peñas #5031 Nuñoa

Voluntarias

damas-nuevas
navida-nosotras

 

Somos un grupo de damas, que en el año 1976 formamos un Voluntariado al servicio de niños enfermos de Cáncer. Desarrollamos nuestra labor en el área de Oncología de los Hospitales Luis Calvo Mackenna y San Juan de Dios.

Ayudamos a niños de escasos recursos que llegan desde todo el país a estos centros hospitalarios para ser tratados de distintos tipos de cáncer, satisfaciendo necesidades urgentes y crecientes. Entre ellas podemos destacar: exámenes médicos, medicamentos, prótesis, movilización, apoyo social, canastas familiares, recreación, funerales, implementos para salas, pasajes, ayuda social, apoyo psicológico para los niños y las familias, útiles de aseo, juguetes y canastas.

Somos voluntarias que en turnos de mañana y tarde, de lunes a domingo, acompañamos a nuestros pequeños enfermos durante su largo y doloroso tratamiento. También contamos con un voluntario, el señor Claudio Pollmann.

Nuestras oficinas ubicadas en el primer piso del Hospital Luis Calvo Mackenna y piso 7 en el Hospital San Juan de Dios.

Las mamás saben que allí encuentran quién las escuche y se interese por resolver sus problemas, cualquiera sea la índole de ellos, mientras toman un café. Los médicos vienen a solicitar apoyo para algún examen o medicamento, las auxiliares a solicitar cambio de pañales, artículos de aseo, etc. y, no es raro, el particular que viene a hacer alguna donación.

Nuestra Misión

Somos un voluntariado dedicado a apoyar a las familias de escasos recursos, que llegan desde distintos puntos del país, a atender a sus hijos, diagnosticados con distintos tipos de cáncer.
Nuestra labor la desarrollamos en el área de Oncología Infantil, de los hospitales Luis Calvo Mackenna, San Juan de Dios y en nuestra casa de acogida Oncogar Hans Pollmann.

Nuestra Visión

Nuestro objetivo es ser un puente, para canalizar la ayuda que nos entrega la comunidad, con el propósito de mejorar la calidad de vida de los niños oncológicos y sus familias, durante el tratamiento de su enfermedad.
Pretendemos ser un mejor voluntariado, para que las familias, cuando termine el duro proceso que les ha tocado vivir con sus hijos, tengan un recuerdo positivo de nuestra labor.